LESOTHO; REPASO HISTÓRICO A LO LARGO DE LOS ÚLTIMOS 100 AÑOS

 

Foto original aquí

El origen de la nación de Lesotho se remonta al siglo XVIII, cuando se produce el nacimiento de uno de los países más pequeños del mundo y con mayor altitud sobre el nivel del mar. El nacimiento de esta nación se produce como consecuencia de una guerra en la que Moshoeshoe I unió a las las tribus basoto para defenderse de los ataques zulúes. En 1868, para protegerse de los caníbales, los basutos recurrieron a los británicos quienes crearon el protectorado de Basutolandia. En 1966 este protectorado se convirtió en un estado independiente conocido con el nombre de Reino de Lesotho. 

Tras la independencia, la vida política del país estuvo marcada por la oposición entre los partidos de un régimen militar, monarquía, democracia parlamentaria y un gobierno socialista. Sin embargo, a medida que las instituciones del país se estabilizan, el régimen derivó hacia una monarquía tradicionalista, donde el rey de Lesotho era el jefe supremo; Moshoeshoe II. 

Foto original aquí

En 1970 el Gobierno de Lesotho comenzó a evolucionar hacia el autoritarismo y la dictadura. Las elecciones previstas para enero fueron anuladas con acusaciones de irregularidades y se declaró un estado de emergencia. El rey se exilió en los Países Bajos durante meses, mientras que el primer ministro Joseph Jonathan suspendió la Constitución y el Parlamento, relegando al rey a una posición honorífica. Los partidos de la oposición fueron prohibidos y sus líderes arrestados.


El 19 de enero de 1986 la dictadura fue derrocada por un golpe de Estado militar apoyado por Sudáfrica y dirigido por el general Justin Lekhanya. Su primera decisión fue emitir un decreto devolviendo los poderes ejecutivos y legislativos al rey Moshoeshoe II que habí apermanecido al margen del golpe del Estado. El país quedó bajo el gobierno de un consejo militar dirigido por el general Lekhanya en coordinación con el rey y un gobierno civil nombrado por el monarca.

Sin embargo, las relaciones entre el general y el rey se degradaron súbitamente y en 1990 los partidarios del monarca intentaron acabar con la dictadura militar. En este intento fracasaron, lo que provocó el derrocamiento del rey este mismo año, que fue privado de sus poderes y se exilió. Como Moshoeshoe II inicialmente se negaba a Lesotho bajo las nuevas leyes del Gobierno, que otorgaban únicamente poderes ceremoniales al monarca, en el país fue nombrado su hijo primogénito con el nombre de Letsie III.


Foto original aquí
 

En agosto de 1994 el rey Letsie III, en colaboración con miembros del Ejército, dio un golpe de Estado, suspendió el Parlamento y nombró un consejo de gobierno. El país atravesó entonces una crisis política marcada por los disturbios que se solucionó gracias a la intervención de Botsuana, Sudáfrica y Zimbabwe. Finalmente, en septiembre Letsie III restableció el gobierno democrático, la Constitución y el Parlamento y el 25 de enero de 1995 abdicó en su padre Moshoeshoe II. Casi un año después, en enero de 1996 Letsie III sucedió legítimamente a su progenitor, que murió en un accidente de coche. En esta ocasión Letsie III aceptó una monarquía sometida al parlamento de Lesotho.


Se trata de un país pequeño montañoso, sin salida al mar, pobre y completamente cercado por el territorio de Sudáfrica y en el que 3/4 de su población viven en zonas rurales y se dedican a la agricultura de subsistencia. Su economía está basada en la agricultura, ganadería, manufacturas y los ingresos de los trabajadores empleados en Sudáfrica. El propio gobierno llevó a cabo una serie de medidas con las que se ha podido observar un leve crecimiento económico aunque con algunas limitaciones.

A pesar de este leve crecimiento económico, nos encontramos con uno de los países más pobres del planeta, prueba de ello son las altas tasas de desempleo en el mundo rural, mientras que el mundo urbano va creciendo poco a poco. La exportación de agua y la creación de una industria textil son la principal fuente de desarrollo del país y lo que favorece al crecimiento del PIB a lo largo de los años. 

Sin embargo, no podemos decir lo mismo de su IDH el cual ha permanecido en unos valores muy bajos durante los últimos 100 años ya que sus avances en relación al Índice de Desarrollo Humano, la precariedad y la pobreza están disminuyendo debido a la propagación de las epidemias de VIH más graves del mundo. 

Foto original aquí

Una de las claves para el desarrollo de un país es la inversión en capital humano; invertir en la educación para asegurar un próspero futuro al país. En cambio Lesotho en los últimos años ha disminuido esta inversión, por lo que para contrarrestar otro tipo de problemas deberá aumentar dichas cifras.




Comentarios

Entradas populares de este blog

ROBIN HOOD Y LOS MILLENIALS, ¿OTRA CLASE DE APUESTAS?

¿ESTAMOS PREPARADOS PARA VIVIR SIN EFECTIVO?

PRIMERA GUERRA MUNDIAL (WW1)